Bienvenidos

Este proyecto tuvo sus inicios por mediados del 2009 cuando un conjunto de amigos decidieron llevar sus ideas e imaginación al dibujo y así construir un mundo único en su forma e historia, desde el cual pudiera basarse un juego de mesa atractivo y competitivo para el disfrute y diversión grupal.

Evolucionando con los años, Pergaminum se ha convertido en un conjunto de diseños, historias y reglas que conforman un juego de mesa estratégico y dinámico, donde las opciones son variadas y ninguna partida se repite.

Los invitamos a ingresar en este mundo totalmente nuevo y conocer las diferentes razas, habilidades e historias con las que desafiaran a sus amigos y podrán imponerse en la lucha por los 3 pergaminos legendarios.

Quien mejor esté informado, mejor provecho podrán sacar de cada partida, garantizándose poco a poco la victoria.

La decision esta en sus manos...

El Universo de PergaminuM

Desde épocas inmemoriales, los Dioses han existido en el Universo como desconocidos seres inmortales e inalcanzables. Suspendidos en el infinito éter, han desplegado su dominio y voluntad a diestra y siniestra como omnipotentes astros celestiales, dotados de un poderío supremo e inigualable y una vasta sabiduría que resulta incomparable para con cualquier otra especie existente.

Toda información con respecto a ellos es confusa y débil, careciendo de la certeza para su afirmación. Sin embargo, una diminuta cantidad de Tuergos ancianos, afirman haber sido creados por su causa. Estos relatos se han convertido no solo en verdaderas anécdotas habladas sino que también han sido plasmadas a modo de escritura y dibujo en cada roca y material accesible; viajando de generación en generación e impartiendo hasta el día de hoy, la verdadera historia de Arnária.

Según cuenta la leyenda, al que se le conoce como Universo está regido por un ser supremo y perfecto llamado Cirhón. Padre entre Dioses, ha sabido gobernar entre la divinidad desde el inicio de lo conocido e ignorado, jactándose de su liderazgo con el dominio de un elemento fundamental: el cosmos. Fiel a su preponderancia, ha distribuido descendencia a lo largo del mundo, atribuyéndoles un inmenso poder y capacidades extraordinarias propias de una divinidad y dejando al libre albedrío tanto sus decisiones como sus acciones.

Es debido a esta suerte de libertad que uno de sus hijos, el sol Arnár, creó Arnária. Haciéndose de un conjunto de asteroides y restos cósmicos y fundiéndolos en una masa espesa, creó una gigantesca roca que ocupó un espacio en el firmamento como cualquier otro cuerpo celeste. Su intención no era otra que la de formar su propio planeta donde fomentar existencia a causa de su iniciativa y a costa de su abrigo, ayuda e incondicionalidad, convirtiéndose en su Kano creador, obteniendo adoración y fidelidad. Para ello, situó aquella creación a una distancia acorde a su posición y cuidado, otorgándole calor para lograr un clima agradable y placentero donde la vida pueda desarrollarse y subsistir.